Social Icons

twitter facebook google plus linkedin

domingo, 15 de mayo de 2016

Paseo a la Reserva Nacional El Yali

Hola Mundo:
El día sábado realicé una visita a un lugar muy poco visitado, y según me enteré allá un lugar muy poco respetado a pesar de su importancia.

Este lugar es la Reserva Nacional El Yali. Esta reserva está ubicada en la última porción al sur-oeste de la región de Valparaíso. Específicamente, está en la provincia de San Antonio y al sur de Santo Domingo (si, justo al sur de las Rocas de Santo Domingo).

Entrada a la Reserva


Esta reserva esta conformada por 3 lagunas: Matanza, Albúfera y Colejuda.
Este sitio es de vital importancia, porque es aquí donde viven muchas especies, principalente aves, que están en peligro o son especies muy raras. Además, el 30% de la población de aves son migratorias. Vienen a pasar temporadas a este lugar.



Algunas de las especies raras y en peligro que viven en esta zona.

El lugar tiene exigencias para poder entrar. Primero que todo, hay que ponerse en contacto con Conaf para agendar una visita. Esto debe ser así, porque para poder llegar a la reserva hay que atravesar un predio de Agrosuper (aquí mismo crían pollos), por lo tanto debe existir un control sanitario al entrar al sitio de Agrosuper y dos controles al momento de salir de la reserva y al salir del predio de Agrosuper.
Una vez que está la autorización, que debe ser tramitada al menos dos días antes de la visita, se puede ya acercar al lugar, entrar y pagar la entrada que son solo $3000.
Las instalaciones son cómodas. La atención es muy buena. Va muy poca gente. Los que van, más que nada son ornitólogos (profesionales y aficionados) y estudiosos de la biología, geografía y medio ambiente. Son muy pocas la personas que van de paseo.
Oficina de administración.

Para llegar a la laguna Albúfera, no estña muy señalizado. Me guié por las indicaciones del personal  y por mi instinto. El camino va por la playa hasta llegar a la laguna.
 Camino por la playa.
Otra vista del mar

La vegetación crece en la arena por la presencia de nutrientes del agua salada y agua dulce del humedal. 

¡Por favor!

Es sorprendente ver como la vegetación va cambiando a medida que se va acercando a la laguna.


Notar el cambio tajante de vegetación

Notar el cambio tajante de vegetación




 El día estaba más o menos nublado. La lluvia amenazaba desde hacía un rato. En el camino cayó algo de agua.
Supe que ya estaba por llegar a la laguna, porque los zancudos me dieron una muy cordial bienvenida.
Supe, también, que estaba dentro del sitio de la reserva, porque el letrero lo indicaba.

Iba en la dirección correcta.

Ya en la laguna Albúfera.

Se llama Albúfera, porque esta separada del mar por una pequeña porción de tierra. De vez en cuando, el agua de mar alimenta este cuerpo de agua.

En vuelo

Precioso el lugar. Sonidos de aves y del mar. Escenario perfecto para la relajación.

La cantidad y calidad de la señalización cambia al visitar las otras dos lagunas. Adentrándose al bosque, se aprecia, mayoritariamente, pinos y eucaliptos. La laguna Matanza, tiene 2 dueños. Uno es el estado y el otro es un particular. Este particular, abogado de profesión, se adjudicó la mitad de la laguna Matanza. Justamente la mitad que tiene bosques nativos. Entonces en su fundo, quedó media laguna. A su vez, plantó especies que requerían mucha agua. Esto provocó que él necesitara más agua. Desvió el curso del estero La Rosa que alimenta de agua a la laguna. 
Consecuencia: La laguna Matanza y la laguna Colejuda se secan por completo.

Bosque de eucaliptos. La lluvia, el olor a tierra mojada y el característico olor fresco de esta especie, era un escenario de ensueño.

Bosque de pinos. El suelo esta cubierto de acículas de pino. 

Señalización clara y bien mantenida. Iba en la dirección correcta para llegar al lugar.

No era un bosque desolado. Vive alguno que otro cuadrúpedo.

Laguna Matanza. Triste el panorama. Está completamente seca. Indudablemente que las especies que viven aquí ya no se verán por el sector.

Lindo puente para llegar al camino de la otra laguna

Go Home! You are drunk.

Laguna Colejuda. Completamente seca.

Va muy pocas personas a esta reserva. Lo triste es que entran más personas sin autorización, rompiendo las cercas y molestando a las especies que quieren y necesitan hacer su vida. Entran motociclisas y jeeperos, molestando a las especies que necesitan tranquilidad.

Algunos videos del lugar:



  Tranquilidad

Las aves se pusieron a volar porque pasaron dos vehículos a través de un acceso no autorizado. Esa es la clase de vistantes que no se necesita

Estaba lloviendo.


A modo de reflexión, este es un lugar que es sumamente importante para la conservación de especies y no puede ser que personas sin escrúpulos velan por sus propios intereses, ya sean económicos o de esparcimiento, molestando y no respetando sus hábitat a seres que no tienen absoluta responsabilidad en sus quehaceres. 
Este es un sitio Ramsar, o sea, está protegido bajo acuerdos internacionales. Chile se jacta de tener altos estándares de conservación de medio ambiente. Lamentablemente, esto queda solo en el papel.
¿De qué sirve tener leyes y las personas no las respetan? ¿De qué sirve tener bienes y propiedades si no existe conciencia?